Muletas axilares para una mayor estabilidad

Muletas Axilares

1 ít.

por página
Fijar Dirección Descendente

1 ít.

por página
Fijar Dirección Descendente

Características esenciales de las muletas axilares

Las muletas axilares son un nombre inapropiado para este producto porque no deben colocarse en absoluto en la axila. En realidad, deben colocarse a unos 5 cm por debajo de la axila con el codo ligeramente flexionado 15 ° aproximadamente.

  • Son regulables en altura.
  • Pueden ser utilizadas individualmente o en pareja.
  • Hacen que el peso del usuario recaiga sobre los hombros.
  • Cuentan con un mango para las manos y tienen puntas de goma en los extremos para la absorción de impactos que ayudan a la muleta a no resbalar.
  • Son muy cómodas para recorrer largas distancias gracias a la estabilidad que ofrecen, fabricadas en un aluminio de alta calidad que garantiza su ligereza y consistencia.

Son útiles para las lesiones de las extremidades inferiores ya que, hoy en día, las muletas siguen siendo imprescindibles para disminuir las molestias y reducir el tiempo de recuperación. A menudo, cuando se coloca un yeso en la pierna o en el pie, se le pedirá que use muletas durante un período de tiempo. Las muletas axilares también pueden ser utilizadas por amputados y personas con otras discapacidades específicas que hacen necesarias este tipo de muletas y que no se pueden suplir con un simple bastón.

El precio de las muletas axilares es ligeramente inferior al precio de las muletas de antebrazo convencionales, ya que están enfocadas a un público adulto y recomendadas para cierto tipo de dolencias. Por tanto, le recomendamos que consulte con su médico antes de tomar una decisión.

¿Cuándo se recomienda el uso de las muletas axilares?

Las muletas axilares ayudan a mantener el equilibrio, otorgan una buena estabilidad, contribuyen a la redistribución del peso corporal y producen sensación de seguridad. Son percibidas por todos como un producto simple de usar. Sin embargo, si no se usan correctamente pueden ocasionar problemas de espalda y otro tipo de dolencias como llagas a la altura de la axila. La tentación de descansar las axilas sobre las almohadillas es demasiado grande, especialmente cuando el equilibrio está mermado.

Es por eso que raramente encontrará un paciente de larga duración con ellas. En este caso, se utilizarían otro tipo de productos como sillas de ruedas, rampas de acceso, bastones plegables, salvaescaleras, grúas, etc. Muchos de estos productos son plegables y regulables en altura de tal forma que sea fácil de transportar. En Independi podrá ver un gran abanico de estos productos, busque cual se adecua más a usted.

Las muletas axilares ofrecen soporte adicional a las muletas de antebrazo, pero son más inseguras en caso de producirse una caída por la dificultad que tendrá el paciente para desprenderse de ellas.

Principalmente, recomiendan o se administran muletas axilares para el uso a corto plazo, como resultado de un esguince o una fractura en una extremidad inferior, así como ayuda para la rehabilitación postoperatoria después de una cirugía. Por lo general, una persona usa muletas axilares de 4 a 12 semanas, aunque los médicos y terapeutas, a veces, recomiendan otros tipos de producto como el caso de un andador durante los primeros días.

¿Cómo usar muletas axilares correctamente?

Para los usuarios de muletas a corto plazo, muchos factores juegan un papel determinante en el tipo de ayuda para caminar que se prescribe y se usa:

  • La edad, peso, agilidad y fuerza general del paciente.
  • La preferencia personal del paciente.
  • Cuando están fatigados, a los usuarios les gusta poder descansar su peso corporal en las almohadillas.
  • Las muletas de antebrazo requieren más fuerza en la parte superior del cuerpo y más práctica para dominar correctamente.

Desafortunadamente, los estudios han demostrado que las muletas axilares no fomentan una postura correcta debido a un ajuste o uso incorrecto frecuente (lo que lleva a la compresión del nervio radial, también conocido como "parálisis de la muleta"), esto último puede limitar su uso.

Debido a que el punto de apoyo de la muleta de la axila es mucho más alto, en promedio un 62 % más alto que el de una muleta de antebrazo, la muleta axilar requiere más gasto de energía con cada paso (más aceleración y desaceleración) y hace que sea mucho más difícil subir o bajar escaleras y escalones. Puramente, desde la perspectiva de la conveniencia, las muletas axilares también son más largas y engorrosas que las muletas de antebrazo.

Diferencias entre las muletas axilares y las muletas de antebrazo

Generalmente, las muletas se dividen en dos tipos básicos: muleta axilar o muleta canadiense (antebrazo). Ambas pueden encontrarse en aluminio y, si se usan adecuadamente, ayudan a reducir los problemas de movimiento.


1) Muleta axilar:

  • Fabricada en aluminio.
  • Se pueden regular fácilmente en altura.
  • La mano debe descansar a un nivel que le permita flexionar el codo a unos 30 °.
  • Si tiene dificultad al estar de pie, simplemente reste 40 cm de su altura para determinar la longitud correcta de la muleta.


2) Muleta de antebrazo:

  • También conocida como muleta canadiense.
  • Puede ser regulable y fabricada en aluminio.
  • Debe permitirle flexionar el codo entre 15 ° y 30 °.
  • El aumento de la flexión permite que su brazo soporte más peso.

Una buena característica de las muletas de antebrazo y que no tiene la muleta axilar es que puedes soltarlas con las manos y la muleta no cae al suelo. Esto libera tus manos para cualquier actividad que necesites hacer. Sin embargo, cada persona tiene una condición diferente y es posible que para otro tipo de tareas manuales se adecuen más las muletas axilares como, por ejemplo, presionar un botón del ascensor. Así pues, ambos productos son regulables en altura para facilitar este tipo de tareas.

La muleta de antebrazo (también conocida como bastón inglés) requiere de una fuerza considerable en la parte superior del cuerpo para poder dominar completamente. Una vez que se logra esto, son muy superiores en términos de movilidad y destreza. Sin embargo, para el paciente a corto plazo, sin la necesidad o el tiempo para desarrollar experiencia, la muleta axilar parece superior.

El uso apropiado de una muleta de antebrazo requiere que el paciente lleve todo su peso con los músculos de la mano / antebrazo / hombro. Después de un tiempo, como resultado, la mayoría de los usuarios de muletas de antebrazos con poca o ninguna capacidad ambulatoria comienzan a parecer gimnastas.

Por otro lado, la muleta axilar le permite al paciente "hacer trampa", cargando su peso en las axilas cuando se fatigan. Es muy cómodo en ciertas circunstancias, pero hay que tener cuidado con lo mencionado más arriba ("parálisis de la muleta"). Cualquier atisbo de esto último, no dude en consultar con su médico si es mejor utilizar una muleta de antebrazo (o bastón inglés) o cualquier otro tipo de producto ortopédico que pueda ayudarle. Revise nuestro amplio catálogo de productos de movilidad y transporte.

Ten en cuenta también el tipo de material de la muleta a adquirir siendo el aluminio el material que ofrece más ligereza. En Independi conseguirá el mejor precio en muletas para adulto, !añádelas a su carrito!