Andador con freno por presión para mayor estabilidad y seguridad

Andador con Freno por Presión

La elección y compra de un andador con frenos adecuado no es una tarea fácil.

Especialmente indicados para reducir las caídas tanto en domicilio como en el exterior el andador con frenos de altura regulable no solo es válido para personas mayores, sino para cualquiera que necesite un producto de apoyo extra y seguro para caminar.

Si el usuario se desplaza en silla de ruedas, pero puede caminar, aunque sea recorridos cortos y breves, el andador con freno por presión y asiento puede ser la mejor opción.

Los fabricantes recomiendan cuando se trata de realizar la compra de andadores para personas mayores, se tenga en cuenta la recomendación que nos aporte el personal médico al igual que puede pasar con la compra de cualquier modelo de sillas de ruedas.

No cuenta con las mismas características ni accesorios los andadores para ancianos con cuatro ruedas que los de dos, tres o sin ellas. Cada uno dispone de unas prestaciones y accesorios específicos como pueden ser soporte de bastones, asiento y cestas y no se puede recomendar un modelo concreto de andador para tercera edad.

Los andadores de ruedas, con altura regulable y asiento plegables, necesitan una estabilidad mayor por parte del usuario. Sin embargo, si la compra de este producto está destinada para su uso continuo y regular por calle o caminos que tengan irregularidades o bordillos, puede ser la opción más correcta.

Estos modelos, que también se pueden denominar rollator, se hacen más cómodos en manejo y uso gracias a sus cuatro ruedas que facilitan la movilidad.

Además, es habitual que traigan incorporado accesorio como puede ser una cesta, de distinta altura y profundidad, bandejas, asiento e incluso un accesorio especial como es el respaldo para el asiento con regulación de altura que hace más cómodo el descanso tras un rato de paseo.

El asiento de estos productos cuenta con bases acolchadas y mullidas para evitar cualquier tipo de presión durante el descanso.

Con el andador con frenos por presión de dos ruedas conseguimos un movimiento cómodo, pero hay que tener en cuenta que no son los más recomendables si el terreno por el que nos vamos a mover cuenta con desniveles o irregularidades.

Las patas fijas traseras de estos andadores con frenos aportan mayor estabilidad y mucha maniobrabilidad cuando tenemos que acceder a espacios muy estrechos como suele ser la puerta del baño o pasillos que cuentan con medidas reducidas. 

Si la compra del andador de aluminio o acero con asiento va a ser para su uso específicamente en un domicilio, residencia o hospital, en suelos lisos y sin darle uso en la calle se recomienda utilizar un modelo fijo, aunque por supuesto cualquiera de los otros modelos puede ser perfectamente válido.

Una de las ventajas además de este producto, es que sus cuatro patas son en la gran mayoría de los andadores regulables en altura y además cuenta con conteras antideslizantes que lo hacen mas seguro. Él peso más ligero que estos productos tienen, lo convierten además en una ventaja si tenemos que desplazarlo de forma habitual o deseamos meterlo en el maletero de un coche incluso si tienen bandeja o asiento. Este último dato de la regulación en altura tanto en andador con asiento y ruedas como sin ellas es primordial dado que con este sistema podemos adaptarlo a la altura necesaria para el usuario.

EL uso del andador con frenos es muy simple y no cuenta con ningún problema salvo tener en cuenta el espacio por donde debe pasar y que tiene que ser abierto y sin ningún obstáculo como podría ser por ejemplo cualquier alfombra que supone en muchas ocasiones un problema para moverse tanto con andadores como con silla.

Este producto además cuenta con un añadido extra principalmente si su uso va a ser en el hogar y es su uso como punto de apoyo cuando se necesite una estabilidad mayor para incorporarse del sillón, de la cama o de cualquier silla de uso habitual.

Hay muchos factores que pueden aumentar o disminuir el precio de un andador además de los ya comentados anteriormente como pueden ser el material del que pueda estar fabricado el andador o los accesorios que incluya como puede ser el asiento mas o menos alto o mullido.

El andador de acero es el producto mas robusto. Estos andadores disponen de modelos bariátricos que al igual que sucede con las sillas de ruedas que los distingue por ser especialmente reforzados y por ser andadores con ruedas grandes.

Tenemos que tener en cuenta que aunque son más robustos también este modelo de andador suele ser mas pesado a la hora de tener que salir con el a pasear o para su uso domiciliario.

Por contra los andadores de aluminio con frenos son más ligeros. Su uso se hace mas fácil para quienes tienen dificultad para el manejo de estos productos.

El andador de aluminio con frenos de presión regulable en altura resulta especialmente cómodo para no tener ningún problema de estabilidad o de riesgo al caminar con el por espacios con desniveles.

 

En Independi también podrás consultar y comprar todo tipo de accesorios como bandejas, soportes, asientos o cestas y  repuestos para andadores ortopédicos, sillas manuales, eléctricas, scooters, etc.