Hiperlordosis Lumbar y Dolor de Espalda

person Publicado por: Independi list En: Dolor En: comment Comentario: 0 favorite Vista: 74

Las personas podemos sufrir algunas alteraciones posturales como la hiperlordosis. Una afectación que puede traernos consecuencias a nivel músculo-esquelético y articular.

Las personas podemos sufrir algunas alteraciones posturales como la hiperlordosis. Una afectación que puede traernos consecuencias a nivel músculo-esquelético y articular.

 

Gran parte de nuestra movilidad la realizamos con la región lumbar, es por ello que presenta una amplia lordosis fisiológica. No obstante, existen casos en los que la curva se excede demasiado y es ahí cuando se produce una hiperlordosis lumbar.

Uno de los síntomas más comunes de la hiperlordosis lumbar es tener el vientre o abdomen hinchado en forma de globo y tener el arco lumbar demasiado pronunciado

 

Esta afectación nos puede traer varios problemas que pueden limitar nuestro día a día como el dolor lumbar y el deterioro de la columna vertebral debido a la postura incorrecta que adoptamos si sufrimos esta alteración.

 

En este artículo vamos a explicarte qué es la hiperlordosis lumbar y todo lo que debes saber sobre esta patología.

¿Qué es la hiperlordosis lumbar?

 

La hiperlordosis lumbar es una deformación patológica de la columna vertebral. Consiste en una curvatura excesiva de la columna vertebral en la espalda baja. Según especialistas en traumatología, la hiperlordosis crea una curva característica en forma de C en la región lumbar.

 

Padecer esta alteración es más frecuente de lo que pensamos. Sobre todo en mujeres y en niños de entre 6 y 16 años.

 

Cuando un niño padece hiperlordosis lumbar se puede apreciar que la barriga y la pelvis se orientan hacia delante. Además, cada tercer niño sufre un incremento no patológico de la lordosis que vuelve a su normalidad a medida que el niño vaya creciendo.

Síntomas de la hiperlordosis lumbar

 

Algunos de los síntomas de la hiperlordosis lumbar son:

 

-   Tensión y rigidez en la parte baja de la espalda.

-   Curvatura excesiva en la columna vertebral.

-   Sentir hormigueo en las extremidades.

-   Dolores en la parte baja de la espalda al caminar o estar mucho tiempo de pie.

-   Sufrir algún daño tanto en la columna vertebral como en los tejidos blandos y en la región lumbar.

Causas de la hiperlordosis lumbar

 

Muchos son los factores que pueden causar o contribuir a la hiperlordosis, puede tener un origen congénito o puede ser adquirido por el estilo de vida que llevamos. A continuación, te vamos a explicar algunas causas de esta patología.   



Mala postura

hiperlordosis-lumbar

¿Cuántas veces nos ha pasado que pasamos demasiado tiempo sentados ya sea por trabajo o por estar convalecientes?

 

Por eso, cuando intentamos estabilizar y sostener la columna vertebral, los músculos que rodean la lumbar pueden contraerse y empujar la columna vertebral hacia fuera, lo que a su vez, produce un aumento en la curvatura de nuestra columna vertebral.

Obesidad

 

La presencia de exceso de grasa tanto en abdomen como en glúteos ejerce una presión adicional en la parte inferior de la espalda, lo que puede hacer que la columna lumbar se doble en forma de C. 

Falta de ejercicio

 

El sedentarismo y la falta de ejercicio aparte de aumentar el riesgo de obesidad, puede debilitar los músculos centrales alrededor del tronco y la pelvis.

 

Esto provoca que no seamos capaces de aguantar la columna vertebral recta y todo esto finalmente lleva a que la columna se curve excesivamente.

Condiciones espinales

 

Si tenemos problemas espinales como la cifosis, la discitis o la espondilolistesis es muy probable que a consecuencia podamos sufrir una hiperlordosis lumbar.  

 

Tratamiento para la hiperlordosis lumbar

 

Una vez diagnosticado la hiperlordosis lumbar, el traumatólogo puede comenzar a prescribir medicamentos antiinflamatorios que alivien el dolor.  

 

En muchas ocasiones para ayudar a mantener la postura correcta, evitar el dolor y ayudar a la contención lumbar puede ser conveniente el uso de ortesis, una especie de faja que el paciente puede ponerse para corregir la postura. 

En Independi dispones de fajas dorsolumbares para poder corregir este tipo de patologías. 

 

Hacer uso de cualquier ortesis tiene que estar siempre supervisado por un especialista, ya que será él quien nos dirá cómo usarla para evitar una atrofia muscular o problemas similares.

Los especialistas también destacan la mejoría al realizar ejercicios terapéuticos bajo supervisión de un fisioterapeuta.

 

No obstante, hay muchos ejercicios para corregir la hiperlordosis que se pueden hacer desde casa bajo recomendaciones por parte de profesionales fisioterapeutas.

Ayudas Técnicas para tratar la hiperlordosis lumbar

 Disponer de mobiliario y accesorios que nos ayuden a mantener la postura correcta, y a prevenir forzar la zona lumbar serán complementos necesarios para la recuperación. Accesorios como los cojines para coxis, el elevador de piernas, y el cepillo de ducha son algunos ejemplos. 

Ejercicios para corregir la hiperlordosis lumbar

 

Hacer ejercicios para la hiperlordosis lumbar tiene muchos efectos positivos sobre la columna inferior, la fuerza muscular de la espalda y el dolor crónico de la espalda baja.

ejercicios para corregir la hiperlordosis

 

Realizar un entrenamiento regular de aproximadamente una hora, tres veces a la semana con diferentes ejercicios, ayudará a estabilizar tu zona lumbar, fortalecer los músculos de la espalda y aumentar la flexibilidad de los músculos lumbares.

 

Para tener una estabilización lumbar es bueno realizar los siguientes ejercicios:

 

-   Abdominales. 

-   Ejercicio de Superman: consiste en acostarse boca abajo con los brazos extendidos, y levantar tanto brazos como piernas y pecho del suelo. Mantener dos segundos y exhalar. Mientras bajamos piernas, brazos y pecho, inhalamos.

-   Sentadillas.

-   Lagartijas a la inversa: Con las piernas hacia delante nos sentamos y nos inclinamos hacia atrás. La espalda debe estar en un ángulo de 45 grados con el suelo. Con las palmas de las manos hacia abajo, miraremos el pecho y levantaremos las caderas mientras sostenemos nuestro peso con las manos y talones. Mantener de 10 a 15 segundos la posición.

-   Elevación de cadera: nos recostamos sobre la espalda y doblamos rodillas. Mantenemos los pies separados a la distancia de la cadera y los talones a unos centímetros de los glúteos. Tensamos glúteos e impulsamos con los talones para levantar las caderas hacia arriba. Mantenemos posición durante 2 o 3 segundos. 

En muchas ocasiones la hiperlordosis lumbar es debido a factores específicos del estilo de vida de cada persona. Por eso, mantener un peso saludable y hacer ejercicio con regularidad puede mejorar los problemas con la postura y el dolor de espalda.

 

En caso de que el ejercicio no alivie los síntomas de la hiperlordosis es conveniente acudir a un especialista para que te pueda ayudar y aconsejar mejor.

Comentarios

Sin comentarios en este momento

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
close Shopping Cart
close Shopping Cart

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Si no puedes acceder, intenta: Restablecer la contraseña