Cómo cuidar a una persona con Alzheimer

person Publicado por: Independi list En: Alzheimer En: comment Comentario: 0 favorite Vista: 156

Estar al cuidado de una persona con Alzheimer a veces puede superarnos. Aquí te damos algunos consejos para poder llevar mejor esta situación

El Alzheimer afecta a más de 800.000 personas en España, según los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN) y cada año se diagnostican unos 40.000 nuevos casos. Una cifra nada alentadora.

¿Qué es el Alzheimer?

Este problema de salud consiste esencialmente en la muerte de determinadas neuronas de la corteza cerebral de manera gradual y progresiva

enfermedad comienza por la pérdida de memoria y la confusión. Las personas que la sufren tienen cada vez más dificultad a la hora de organizar, planear o seguir instrucciones.

 

Poco a poco dejan de ser independientes y comienzan a necesitar asistencia para sus tareas cotidianas como, por ejemplo, vestirse, asearse o una necesidad básica como es prepararse algo para comer o ir al servicio.

El alzheimer lo sufren personas mayores de 65 y tiene una duración media de diez años. Mientras se padece, la persona va atravesando 3 etapas: la etapa leve, la moderada y la severa.

La particularidad de cuidar a una persona con Alzheimer 

Cuidar a una persona enferma de Alzheimer es una tarea muy difícil de llevar ya que requiere de mucha atención y dedicación. Es más, seguro que en más de una ocasión la persona cuidadora puede verse superada por la situación, algo muy normal cuando se trata de esta enfermedad neurodegenerativa.  

 

Ver como poco a poco la persona se va apagando no es agradable para nadie y menos si el enfermo se trata de un familiar. Por eso, en esos momentos, es importante entender cuáles son los cuidados que necesita una persona con alzheimer.

 

En este artículo te daremos algunos consejos básicos para que puedas afrontar esta situación de la mejor manera posible.

  

Consejos para cuidar a una persona con Alzheimer

 

Lo primero que debemos hacer cuando nos enteramos de la noticia es acudir a una consulta médica y hacerle todas las preguntas necesarias.

 

Es fundamental salir de la consulta sin dudas. Es particularmente importante saber la progresión que va a tener la enfermedad y las opciones de tratamiento que pueden aliviar los síntomas. 

 

Cuanta más información tengamos, más entenderemos el proceso y mejor podremos cuidar a una persona con Alzheimer.

 

1. Comunícate con ella

 

Es importante mantener la paciencia al comunicarnos. En ocasiones tendremos que mantener la calma, y repetir las preguntas que le hagamos además de controlar nuestro tono al hablar. Incluso, lo correcto es procurar ser siempre amables al hablarles, y darles tiempo a responder y expresarse.

Recordemos además, que el alzheimer está ligado a la pérdida de memoria, por lo que dejar recordatorios diarios fáciles de procesar, mediante una lista con letras en mayúscula, o incluso con dibujos si la enfermedad se encuentra en etapa avanzada, es recomendable. 

Por último, llamar a la persona por su nombre será la mejor manera de llamar su atención.

 

2. Ayúdale con las tareas diarias

 

Ayúdale cada día a vestirse, preparándole la ropa de antemano. Mantén los armarios tanto del dormitorio como del baño ordenados para evitar que el paciente tenga dificultades a la hora de asearse o cambiarse de ropa.

 

3. Mantén una rutina a la hora de comer

 

Para hacer sentir al paciente en familia, acompáñalo y charla con él a la hora de comer. Puede presentar dificultades al comer por falta de movilidad, por lo que es posible que requiera de ayudas técnicas para comer o cocinar como son los cubiertos adaptados.

 

También ten en cuenta que es bueno hacerle sentir útil, por eso, intenta involucrar al paciente en la rutina de fregar los platos, poner la mesa o recoger.

  

4. Realiza actividades

cuidados para una persona con Alzheimer


Pasar el día con paciente de Alzheimer en muchas ocasiones puede convertirse en todo un reto. Por esa razón es importante planificar el día acorde a las necesidades de la persona enferma.

Mantenerla en activo con actividades que pueda ir haciendo durante el día es la mejor opción para hacerle los días amenos. Por ejemplo, salir a pasear, tomar un refresco en una terraza, hacer ejercicio, realizar trabajos en el jardín, etc. 

5. Adapta los espacios para evitar accidentes y facilitar las actividades

 

A medida que avanza la enfermedad se tiene que ir adaptando el espacio en el que vive la persona con Alzheimer. Tener ciertos cuidados y organizar su vivienda, será importante para evitar caídas y hacerle más fácil la convivencia en su hogar.

 

Como, por ejemplo:

  • Eliminar muebles con sobresalientes o con cristales.

  • Para facilitar la labor del cuidador, remover obstáculos que puedan dificultar el paso de la silla de ruedas manual o eléctrica en los pasillos o lugares estrechos.

  • Fijar bandas antideslizantes sobre el borde en caso de tener escaleras, etc.

Adaptar el baño

El baño es un espacio especialmente peligroso para personas con dificultades motoras, por lo que debemos adaptarlo con el mobiliario adecuado para evitar posibles accidentes. 

Otro punto a tener en cuenta a la hora del baño, es que es necesario ser pacientes, porque pueden negarse a ser bañados. En este caso, es recomendable no discutir con ellos y volver a intentarlo más tarde, cuando se sientan con ánimos de hacerlo. 

Las barras de apoyo en varias partes del baño como en la bañera o el WC serán necesarias para evitar resbalones, o ayudarse a levantar. Por otro lado, las sillas de baño serán fundamentales.

Adaptar el dormitorio

En el caso de que el paciente esté en esta etapa tardía donde empieza a perder sus habilidades motoras, le podrá costar salir o entrar de la cama. En este caso, las camas articuladas con carro elevador serán sus mejores aliados. 

Al reducirse la movilidad, las personas con alzheimer pueden permanecer en la misma posición por largas horas, y corren el peligro de padecer úlceras. Por esto es importante, que además contemos con colchones antiescaras

En general, el material antiescaras debe implementarse también en los sillones o sillas de ruedas cuando la inmovilidad es severa.

6. Asistir con problemas de incontinencia

 

Cuando la persona con Alzheimer ya no controla sus funciones excretoras, puede tener pérdidas a nivel de orina o excrementos. Por esto, se recomienda llevar al paciente al baño cada 3 horas.

Adicionalmente, recomendamos utilizar elevadores de WC para que a la persona le sea más fácil sentarse y levantarse del baño.

 

7. Crear un ambiente relajado a la hora de dormir

 

Muchas veces la persona que sufre Alzheimer puede sentirse nerviosa o desorientada en algún momento del día. 

Para intentar evitar este tipo de situaciones es fundamental ayudar a que descanse correctamente durante el día con una siesta, y por la noche antes de dormir crear un ambiente tranquilo antes de acostarse. A todos nos pasa que si nos encontramos en un espacio tranquilo y relajado conciliamos mejor el sueño. 

 

8. Evitar que deambule

 

Para evitar que el paciente se desoriente o salga de casa es importante saber dónde se encuentra en cada momento. Incluso, lo óptimo es comprar o solicitar un botón de teleasistencia con localizador en caso de que la persona se pierda.

También suele ser peligroso que deambulen a la hora de dormir, porque pueden caerse de la cama. Por esto, es recomendable asegurarse que las camas tengan barandillas.

9. Aleja todo producto que pueda ser un peligro

 

Este punto es muy importante, ya que tener medicamentos, productos de limpieza, y objetos punzantes cerca puede llegar a ser muy perjudicial para la persona con Alzheimer. Para prevenir cualquier accidente es mejor mantener alejado cualquier objeto o producto que pueda dañar su integridad física.  

10. Evitar situaciones que desconoce

 

Los pacientes con Alzheimer suelen ponerse muy nerviosos cuando se encuentran ante situaciones, lugares o cambios de rutinas que desconocen. Esto puede crear en ellos cierta confusión y agitación, por eso es importante evitar aglomeraciones y multitudes de personas, cambios de rutina y lugares extraños.

 

En caso de tener alguien cerca con Alzheimer y no saber cómo actuar, lo principal es acudir al médico. Consulta si existen grupos de apoyo y únete. Encontrarás un refugio que te ayudará a comprender muchas situaciones que estás viviendo y saber cómo cuidar a una persona con Alzheimer. 



Relacionados por Etiquetas

Comentarios

Sin comentarios en este momento

Deje su comentario

Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre
close Shopping Cart
close Shopping Cart

Nuevo registro de cuenta

¿Ya tienes una cuenta?
Si no puedes acceder, intenta: Restablecer la contraseña